Nosotros

Como familia del pintor nos ocupamos de la difusión de su obra, lo que involucra múltiples tareas sin fines de lucro. Molina Campos es sin duda el más popular de los pintores argentinos y, como tal, uno de los más falsificados. Esto requiere que estemos atentos a cuidar qué y cómo se difunde, que las obras que se publiquen sean efectivamente de autoría del artista. 

 

Para estas tareas no contamos ni con subvenciones estatales ni con sponsors privados, sino que las sostenemos en base a ingresos genuinos generados por Molina Campos Ediciones, fundada en 2003 por Hortensia “Pelusa” Molina y Gonzalo Gimenez Molina, única hija y único nieto de Florencio respectivamente, con anuencia de la Fundación homónima. Somos la única firma que puede legítimamente editar, distribuir y comercializar artículos y productos con o inspirados en la obra pictórica de Florencio Molina Campos, o autorizar a terceros (mediante licencia) para hacerlo, llenando así un vacío que fuera en reiteradas ocasiones ocupado por productos ilegales e ilegítimos.

 

Nuestra editorial ofrece a los admiradores de la obra de Florencio Molina Campos productos de buena calidad, con legitimidad certificada mediante hologramas de seguridad numerados. Realizamos o licenciamos distintos productos y artículos que se pueden adquirir en forma directa en nuestra oficina en Capital Federal. Para más información visite la sección Contacto.
 

Instados por amigos de la familia y admiradores de Molina Campos decidimos incursionar en esta actividad que nos era absolutamente desconocida y que iniciamos con muchísimas expectativas, trabajando a prueba y error, dado que en ese momento no había productos inspirados en las obras de artistas plásticos argentinos.
 

Nos presentamos en sociedad en el año 2003 en el mismo lugar que lo hiciera Florencio Molina Campos, en la Sociedad Rural Argentina, en nuestro caso en el marco de la 117º Exposición Internacional de Ganadería, Agricultura e Industria. El inicio fue auspicioso, cargado de crecientes muestras de afecto y agradecimiento. Indudablemente, hacía falta que surgiera un referente, un lugar de consulta, un punto de encuentro.

 

Actualmente seguimos desarrollando artículos inspirados o ilustrados con imágenes de Florencio Molina Campos y trabajando en torno al otorgamiento de licencias y franquicias para fabricar y comercializar productos de la marca auténticamente nacionales, tales como dulce de leche, yerba, vinos, indumentaria, entre otros. (Para ver algunos de nuestros productos ingrese aquí)